.

News, El publicista João Santana y su esposa Mônica Moura declararon, en base al acuerdo aprobado el martes en el Supremo, el movimiento irregular de dinero en todas las campañas electorales que participaron en Brasil y otros países de América, a partir de 2006 hasta que fue detenido en febrero del año pasado, según publicó el periódico brasileño O Globo.
Los dos informaron ilegalidades en las campañas de los ex presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores (PT). Los cargos siguen la misma línea de la ya formulada por ex ejecutivos de la contratista Odebrecht, dijo a un suministro de GLOBE vinculados al caso.
Santana fue el publicista de las tres últimas elecciones presidenciales del PT: 2006, cuando Lula ganó; y 2010 y 2014, cuando Dilma Rousseff ganó la disputa. También se han reportado irregularidades en las campañas de Hugo Chavez, ya fallecido, y Nicolás Maduro, Venezuela; Maurício Funes, El Salvador; Danilo Medina, la República Dominicana y José Eduardo dos Santos en Angola. Ninguna de las campañas en las que participaron se quedó fuera de las denuncias. Las irregularidades están relacionadas con los pagos por los servicios prestados.
Los acuerdos de la denuncia  de Santana, su esposa, y de André Santana, quien trabaja con la pareja, fueron aprobados ayer por el ministro Edson Fachin, relator de la Operación Lava en el Tribunal Supremo Federal (STF).
Después de sellar las colaboraciones, el ministro devolvió el caso a la Oficina del Procurador General. Corresponderá al fiscal Rodrigo Janot, que está viajando a Corea del Sur y Japón, fijar las investigaciones que se pedirán a partir de las denuncias. Janot debe hacer los arreglos a partir de la semana próxima, cuando estará de regreso a Brasil.
En cuanto a las campañas de Lula y Dilma, los dos confirmaron las denuncias de ejecutivos de Odebrecht y, en algunos casos, añadieron nuevos datos a las investigaciones. Las negociaciones se iniciaron hace más de un año y sólo se cerraron recientemente después de algunos avances y retrocesos.
En un primer momento, Santana y Mónica trataron de llegar a un acuerdo con una información de que pagaron indebidamente un corte de pelo y un teleprompter utilizado por Dilma en la campaña de 2014.
La sugerencia fue rechazada y los dos tuvieron que apelar a su memoria por nuevos hechos. Las negociaciones se mantuvieron en secreto hasta el martes, cuando,  en el Tribunal Superior Electoral, el subprocurador general electoral, Nicolão Dino, se refirió a los acuerdos. Los abogados Juliano Campelo, Beno Brandão y Alessi Brandão confirmaron, en un comunicado, la aprobación de las colaboraciones. “Pero no puedo comentar sobre el contenido del acuerdo, son confidenciales,” dijo.
Santana y Mónica fueron detenidos en febrero de 2016. En julio, los dos admitieron haber recibido fondos del PT en el extranjero. En agosto, fueron puestos en libertad bajo una fianza de más de R$30 millones. Santana fue condenado a ocho años de cárcel.
Saber más:


 
Top